El uso de tapetes sanitizantes en la producción de hongos

El control sanitario e higiénico en cualquier producción agrícola es un punto clave para prevenir la contaminación de los cultivos. Ya se ha escrito mucho sobre la importancia de observar todas las normas sanitarias en las granjas de hongos, pero veamos con qué comienza la limpieza, desde los tapetes sanitizantes en la puerta hasta el interior.

¿Qué es un tapete sanitizante?

Un tapete sanitizante es un revestimiento de piso que puede atrapar microorganismos patógenos y posibles infecciones transmitidas por los trabajadores de producción en las suelas de los zapatos. Los tapetes sanitizantes constan de tres capas: tela superior, media, impregnada con desinfectante, e inferior, hecha de tela para toldos, goma o PVC. El tapete impregnado con desinfectante está ubicado en el medio y protegido del contacto con el aire para mantener la efectividad de la solución química.

¿Cómo funciona un tapete sanitizante?

El principio de funcionamiento de una alfombra de este tipo es simple: cuando pisa el tapete, la solución desinfectante, que está empapada en su material, “lava” toda la suciedad y el polvo de los zapatos y los destruye.

Cómo usar un tapete sanitizante para la producción de hongos

Las características de usar estas alfombras en una granja de hongos son los siguientes puntos:

  1. Ubicación. Para maximizar la seguridad de su producción, debe colocar alfombras no solo frente a la entrada principal, sino también frente a la entrada a las cámaras de cultivo. Las alfombras desinfectantes deben ubicarse frente a la puerta, es decir, los empleados deben pisarlas antes de ingresar a la habitación.
  2. Altura. Al elegir la altura de la alfombra, debe tener en cuenta que el equipo entra y sale por las puertas, los carros se desenrollan, por lo que una alfombra de unos 3 centímetros de altura realizará sus funciones y no interferirá con el proceso de trabajo. Vale la pena prestar atención a los modelos con bordes suaves, ya que también facilitarán el trabajo con carros: no puede pasar por los bordes duros de la alfombra y tendrá que quitarla constantemente de la carretera.
  3. El tamaño. Los expertos creen que el tamaño de la alfombra no es tan fundamentalmente importante como su ubicación, altura y limpieza; sin embargo, se observa que las alfombras demasiado pequeñas no cumplen bien sus funciones; no es conveniente que los trabajadores se paran específicamente sobre una alfombra pequeña y la pisen. La alfombra de desinfección debe ser lo suficientemente ancha y visible.
  4. Pureza. Los tapetes de desinfección deben enjuagarse regularmente, por la mañana y por la noche, con agua corriente y empapados en una solución desinfectante fresca según sea necesario durante el día. En ningún caso debe dejar la alfombra seca y sucia; rápidamente se convertirá en una fuente de propagación de infecciones.
  5. Soluciones desinfectantes. Los desinfectantes utilizados en las instalaciones para el cultivo de hongos deben estar aprobados para su uso en la producción de alimentos, preferiblemente respetuosos con el medio ambiente, sin un olor pronunciado. Las soluciones para la impregnación de desinfectantes deben prepararse inmediatamente antes de su uso; no se recomienda mezclar soluciones de diferentes tipos y fabricantes.

La mayoría de los tapetes desinfectantes pueden durar hasta 12 meses con un uso activo, sin embargo, su estado debe ser monitoreado tan regularmente como el cumplimiento de todas las demás medidas sanitarias e higiénicas en el trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *