Cómo limpiar el agua de la piscina

La piscina de la casa de campo es una excelente manera de diversificar el descanso de su casa de campo y darse unos minutos agradables en el calor. Sin embargo, con el tiempo, el agua del depósito se vuelve turbia y aparece una placa desagradable en las paredes del depósito.

Es necesario mantener la pureza, y hacer una depuración del agua en la piscina con regularidad, porque en climas cálidos comienza a “florecer” literalmente en 2-3 días. Además, las hojas de los árboles, el polvo y la suciedad ingresan invariablemente al agua, quedan residuos de cosméticos, cabello y sudor de las personas que se bañan. Estar en tal agua no solo es desagradable, sino también inseguro debido a la acumulación de bacterias.

Métodos de limpieza de piscinas

Hay varias opciones para limpiar la piscina con sus propias manos:

  • Limpieza mecánica. Una opción que prácticamente no requiere ningún gasto material de su parte, pero este es el método más laborioso. La limpieza mecánica implica drenar toda el agua del tanque, eliminar los escombros y fregar las paredes y el fondo de la piscina con una esponja o cepillo. Puede bombear agua tanto a mano como con bombas especiales o aspiradoras para piscinas. Si estás limpiando los costados y el fondo con detergente, antes de llenar la piscina tendrás que enjuagarla varias veces, sacando y escurriendo el agua para eliminar todos los residuos de detergente.
  • Limpieza electrofísica. Se trata de la instalación de un sistema especial de depuración de agua en la piscina. En este caso, las bacterias y microorganismos se eliminan mediante radiación ultravioleta, ozonización o ionización del agua. Este es un método moderno y seguro, pero dicho equipo cuesta mucho y su compra no siempre está justificada.
  • Limpieza bacteriana. Un método muy simple y al mismo tiempo efectivo para limpiar la piscina es el uso de productos especiales que consisten en bacterias especiales. Dichos medicamentos deben disolverse directamente en el agua de la piscina. Los medicamentos bioactivos son seguros para los humanos, pero pueden procesar bacterias, eliminar la placa del fondo y las paredes del tanque y prevenir la formación de nuevos depósitos. Con el uso constante de tales preparaciones, no tendrá que limpiar mecánicamente la piscina en absoluto.

Tipos de aspiradoras subacuáticas para la limpieza de piscinas

Incluso cuando se utilizan dispositivos de filtrado ultramodernos con bombas, solo pueden purificar el agua y no toda la superficie del depósito y su fondo. Por lo tanto, para una limpieza más eficaz de la piscina, los expertos también sugieren utilizar varios tipos de aspiradoras subacuáticas especiales: manuales o automáticas. Tales aspiradoras difieren en la forma de control, diseño, operación y precio.

  • Las aspiradoras de mano son los dispositivos de limpieza más baratos en la actualidad. Su diseño incluye un manillar con una manguera corrugada larga y un cepillo. Toda la parte eléctrica del dispositivo está ubicada en la parte superior del depósito y no está diseñada para sumergirse en agua. Trabajan en conjunto con varios filtros. La aspiradora, aspirando una gran cantidad de agua sucia, la alimenta al elemento de limpieza y luego la envía de regreso a la piscina.
  • Las aspiradoras subacuáticas semiautomáticas son equipos más costosos que se mueven a lo largo del fondo del depósito, succionan agua sucia y la limpian. Pueden moverse en espiral o pueden ser caóticos, dependiendo de sus características de diseño o programas. El cepillo de una aspiradora semiautomática tiene una estructura más compleja que una manual.
  • Las aspiradoras automáticas o aspiradoras robotizadas son equipos completamente autónomos que se sumergen completamente en agua junto con todo su sistema eléctrico y se desplazan por el fondo del depósito, limpiándolo a fondo en su totalidad. Los modelos más modernos de tales aspiradoras están equipados con un panel de control remoto, que permite a una persona cerca de un estanque controlar el funcionamiento del robot y dirigirlo a las áreas más sucias de la superficie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *