Razones por las que debemos optar por un implante dental

Quizás muchos de ustedes no lo sabían del todo, pero el primer implante dental que se realizó con total éxito fue hace menos de 60 años, y ya al día de hoy, la utilización de implantes dentales es sin duda alguna bastante común y por ende, este resulta ser hasta parte habitual de los procedimientos directamente aplicados en gabinetes dentales de manera rutinaria.

Como es de saber, a finales de los años 60, la colocación de este tipo de implantes, era claramente un procedimiento muy laborioso, y sobre todo bastante costoso, tanto así que cuya tasa de recuperación siempre era larga como traumática para el propio paciente, pero por suerte para nosotros hoy en día la implantología realmente ha logrado avances muy exponenciales en la técnica, resultando de esta manera tratamientos y resultados totalmente exitosos cercanos hasta al 100% y es por ello que en la actualidad los implantes dentales en las palmas como en cualquier parte del mundo tienen mucha demanda.

Para nadie es un secreto que un implante dental resulta ser nada más y nada menos que una pieza de titanio que se ancla directamente al hueso maxilar y su función clave es la de servir como soporte justamente a una pieza sustituta de una pieza dental perdida. Actualmente el avance científico, ha logrado llevar a que esta pieza de titanio se fusione de una forma bastante natural al hueso, en un proceso denominado osteointegración.

En este punto cabe mencionar que la base del implante dental se puede llegar a anclar sin problema alguna en diferentes piezas dentales tanto artificiales como de prótesis removibles, como en puentes y hasta en coronas individuales.

Quizás muchos de ustedes no lo sabían, pero la mayor ventaja que nos ofrece en la actualidad el implante dental, es que esta permite que se realicen de forma exitosa los procesos naturales de la dentadura de manera imperceptible para el paciente, y lo mejor de todo que con porcentajes de rechazo casi que nulos, cosa que es genial, además de esto está el hecho de que el implante dental nos brinda una similitud estética a la pieza natural ausente y es por ello que en estos casos nosotros deberíamos optar por colocarnos un buen implante dental.

En este punto también es importante dejar muy en claro que un implante dental no es únicamente una solución meramente cosmética, pues tengamos en cuenta que si bien es cierto que el resultado final de dicho procedimiento le otorga al paciente en cuestión la apariencia de una dentadura completa y por lo tanto cuyo aspecto asemeja de manera casi perfecta a un diente natural, no olvidemos que la finalidad de un implante dental obedece sin duda alguna tanto a una mezcla de razones funcionales, como de salud y así mismo por una cuestión de estética dental.

Para nadie es un secreto que la pérdida de un diente, puede deberse a varias razones como por traumatismos fuertes que realmente deriven en la pérdida de piezas dentales o por fracturas o en su defecto por fisuras que son causadas en muchas ocasiones por tensión oclusal, como también por  enfermedades gingivales y por caries profundas con grandes cavitaciones, así que en estos casos nosotros debemos optar por un implante dental ya que este es sin duda alguna una solución a largo plazo, e incluso un implante dental tiene la ventaja de sentirse y así mismo de verse como un diente natural.

Además tengamos en cuenta que las funciones tanto de comer, de hablar o incluso de limpiar los dientes no se ven afectadas en lo más mínimo por un implante dental, este más bien le brinda un soporte adecuado a los dientes naturales adyacentes y se encarga a su vez de distribuir correctamente la fuerza de la masticación de una forma netamente uniforme, sin afectar en ningún momento a los demás dientes ni mucho menos al hueso maxilar, cosa que es muy beneficiosa para el paciente.

Pero eso no lo es todo, pues un implante dental puede e incluso llegar a dar un anclaje mucho más potente a una prótesis removible, y para este no se requiere ni de pegamentos ni mucho menos de cuidados diferentes a los de un diente natural, así que por estás como por muchas otras buenas razones es por lo que deberíamos optar en estos casos por un implante dental de calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *